¡¡ ATENCIÓN ¡¡ Este sitio usa cookies.
Si sigue la navegación acepta la instalación de las mismas.



Puede configurar su navegador para que no se instalen.
En esta web hacemos uso de cookies para que funcione todo correctamente. La legislación europea nos obliga a pedirte consentimiento para usarlas.
Al usar nuestra página web aceptas nuestra Política de Privacidad.

Para más información pulse en el botón "Politica de cookies"

FEVAL 2010

en Jueves, 27 Mayo 2010. PUBLICADA EN Actos anteriores a 2013

 El pasado mes de Mayo del 20 al 23 tuvo lugar la XXXIII edición General de Feval, en la localidad  de Don Benito.

Allí en el espacio alternativo de la naturaleza la Asociación Española de Rehalas contó con un estand. En él, los representantes de esta asociación para Extremadura D. Javier Mejias y D. Quirico Matamoros, organizaron una serie de actos que fue uno de los más notables atractivos de esta feria, por su rotundo éxito y su gran participación, donde se reencontraron gran numero de socios de esta asociación.  Hasta allí se desplazaron 16 de las Rehalas de las más variopintas zonas y  que practican la actividad cinegética por la comunidad autónoma. En la tarde del sábado día 22 tuvo lugar serie de concursos como el típico toque de Caracola, el concurso de mejor rehalero ataviado y a la mejor collera de perros. El jurado lo tuvo difícil a la hora de decantarse por los mejores y la puntuación quedo de la siguiente manera:

 -Premio mejor toque de Caracola para: D. Jonathan Segura Ferrera.

 -Premio al mejor Rehalero ataviado: D. David López (Rehalas el Niño).

 -Premio a la mejor collera: D. Moisés del Palacio González.

 También la cantera de aficionados a este arte hizo acto de presencia y tres jovencísimos aficionados demostraron sus maneras tocando la caracola y presentando sus indumentarias, la premiada de los júnior fue: Dª Rita Aragón.

 Digno de mención también fue la actuación de los demás participantes Francisco José Barquero y Roberto Molina, que pese a su corta edad dieron buena cuenta de la fuerza que trae la juventud y la permanencia asegurada de buenos Rehaleros en Extremadura.