¡¡ ATENCIÓN ¡¡ Este sitio usa cookies.
Si sigue la navegación acepta la instalación de las mismas.



Puede configurar su navegador para que no se instalen.
En esta web hacemos uso de cookies para que funcione todo correctamente. La legislación europea nos obliga a pedirte consentimiento para usarlas.
Al usar nuestra página web aceptas nuestra Política de Privacidad.

Para más información pulse en el botón "Politica de cookies"

GALERÍA de FOTOGRAFÍAS

Ver Galería Completa

Balance de 20 años

en Miércoles, 01 Febrero 2017. PUBLICADA EN Noticias 2017

Sevilla, 1 de febrero 2017

La Asociación Española de Rehalas, que aparece en el panorama cinegético español en la temporada 96/97 responde así a una necesidad del mundo de la rehala: la unión entre sus miembros.

Lo que comenzó como una reunión de unos 25 rehaleros y aficionados en un restaurante de carretera entre Soria y Guadalajara, el "Maypa”, encabezados por la figura de nuestro primer Presidente, que fue Jaime Cortecero, se fue consolidando posteriormente bajo la presidencia de José Luís Domínguez a partir del año 2000, en una expansión por todo el territorio nacional. Recuerdo nuestra primera reunión en Madrid, en marzo de 1999 en la Casa de Campo, cuando la AER apenas rebasaba de los 50 socios, en la que conocí a Jaime, a José Luís a Lorenzo a Juanma y a muchos otros.

Desde esa fecha hemos encabezado muchos proyectos y realizado actividades destinadas a poner en valor de forma independiente la figura de la rehala y del rehalero. Fundamentalmente, la actividad de la AER se ha centrado en el mejor asesoramiento y formación posible de los rehaleros en el cumplimiento de las muchas, diversas y dispersas normas legales que nos afectan y que varían en el tiempo y en el espacio a una velocidad muchas veces injustificada.

No hay que olvidar que a la actividad de las rehalas no solo les afecta la regulación cinegética, sino también la relativa en materia de sanidad animal, transporte o núcleos zoológicos, bienestar animal de animales de compañía o en relación con el uso de animales potencialmente peligrosos.

Para ello ha sido fundamental tejer un sistema de representación territorial lo más completo posible y contar con una Junta Directiva, como la que tenemos hoy en día, dispuesta a trabajar de forma incansable en la defensa de la rehala.

Nuestro talante con las administraciones ha sido siempre negociador y de colaboración, pero no hemos rehuido la confrontación cuando no hemos tenido otra salida. Esto fue así en el contencioso de la Seguridad Social en el que organizamos diversas manifestaciones o en el caso más reciente del recurso contencioso-administrativo contra el Plan de Caza 2016/2017 de Aragón en el que se prohibía el uso de perros que pudieran ser considerados potencialmente peligrosos para cazar y del que la AER ha salido victoriosa suspendiendo dicha prohibición.

A pesar de las muchas dificultades con las que nos enfrentamos, no perdemos la ilusión, copiando de alguna manera, la incansable afición de nuestros perros por la caza, a los que estamos indisolublemente unidos, y así, continuamente, estamos innovando en proyectos socio-culturales que mejoren la imagen del rehalero y de la rehala.

No podemos olvidar que la Asociación Española de Rehalas, con más de 1.000 socios distribuidos por toda España, ha sido pionera en la creación de Secciones dedicadas a los Jóvenes Rehaleros y a la Mujer Rehalera, que buscan el fomento en el relevo generacional y la integración de la mujer en este colectivo, respectivamente. El continuo crecimiento de la AER en número de socios nos dice que estamos en el buen camino.

Llegados a nuestros veinte años de vida, encaramos el futuro con ilusión y afición, abiertos a colaborar en cualquier propuesta que consideremos positiva pero también decididos a defender nuestra actividad, nuestra afición y, sobre todo, a que nuestros perros puedan seguir haciendo lo que más les gusta, que es vivir en el entorno de una rehala y salir a cazar cuando pueden. Mostrar la grandeza y sacrificio de esta afición a una sociedad cada día más alejada de la realidad del campo es nuestro reto.


Alfonso Aguado Puig

Presidente


A continuación se facilita el enlace para descargar el documento

Documento: Balance de 20 años [PDF]

Noticias externas club de caza