¡¡ ATENCIÓN ¡¡ Este sitio usa cookies.
Si sigue la navegación acepta la instalación de las mismas.



Puede configurar su navegador para que no se instalen.
En esta web hacemos uso de cookies para que funcione todo correctamente. La legislación europea nos obliga a pedirte consentimiento para usarlas.
Al usar nuestra página web aceptas nuestra Política de Privacidad.

Para más información pulse en el botón "Politica de cookies"

GALERÍA de FOTOGRAFÍAS

Ver Galería Completa

La A.E.R. ESTUVO PRESENTE EN EL CONCURSO DE RASTROS DE PINOFRANQUEADO (Cáceres)

en Martes, 28 Febrero 2017. PUBLICADA EN Noticias 2017

Pinofranqueado (Cáceres), 27 de febrero de 2017

El pasado fin de semana más concretamente los días 25 y 26 de febrero, tuvo lugar en la localidad extremeña de Pinofranqueado (Cáceres), la segunda edición del concurso de perros de rastro.

Desde el aula de la naturaleza de Pinofranqueado, lugar de concentración durante los días en los cuales se desarrolló la prueba, espectadores y participantes se dirigían a los diferentes campos, previamente avistados por los jueces de la organización para realizar las respectivas pruebas.

Sin duda esta modalidad de caza tiene gran cantidad de adeptos en esta zona, pues la orografía del terreno permite este tipo de concursos, además otra modalidad de caza para el astuto jabalí y el control de su población sería impensable, pues una montería en los abrupto de estas serranías, lo amplio de la extensión y lo complicado de la orografía sería impensable otra modalidad de caza que no fuese esta. Se caracteriza este evento por la eficacia y la pericia que esos grandes perros, compañeros del cazador que muestran en las manchas tan sumamente pobladas de monte, el localizar al jabalí y seguir su rastro antes y después de su levante. Ejecutar bien las demandas, la valoración de los jueces, el seguimiento por parte del conductor, todo un entramado de facetas que hacen de este tipo de caza ser un verdadero apasionado de lo intrínseco de las correrías de nuestra presa de caza el jabalí.

El sábado se realizaron tres pruebas, donde un solo equipo realizo un levante, de los que le tocó en suerte participar este día. Las otras dos jaurías no hubo suerte y no consiguieron en el tiempo estimado el levante. Durante el domingo otros dos equipos participantes pudieron hacer una magnifica exhibición, donde el segundo equipo pese a llevar unos perros más jóvenes y tomar el corte de un corzo aguantaron hasta el límite de su tiempo para completar la prueba con una magnífica actuación. La estupenda climatología que nos acompañó estos días, a pesar que quizás pudiéramos acatar de demasiado calor entre los densos montes hizo que unas razas se desenvolvieran mejores que otras con este inconveniente.

Para los ajenos a estas modalidades, decir que una jauría compuesta por 6 perros, deben de rastrear la pista que un jabalí, salvaje, los rastros que este dejo, antes de encamarse en su correría nocturna. Sumamente entretenido, pues una vez el participante con un solo perro y seguido de los jueces, opta por tomar el rastro que a su parecer es bueno e indicado para seguirlo, se pasa a soltar a los otros 5 perros más y empezar con el desenlace. Los perros siguen en todo momento las pistas que el cochino dejo en su ruta, antes de encamarse y una vez localizado se produce el “levante” Que habitualmente produce la máxima atención del público, aunque a veces el perseguido dista bastantes metros de sus perseguidores.

Se evalúa entre otras cualidades, el tiempo en el cual se realiza la prueba o el turno en el que les toca perseguir los rastros, pues no es lo mismo participar a las 9 de la mañana que a las 4 de la tarde. Pues el rastro que el jabalí deja con el paso de las horas se va diluyendo. También otros de los puntos a valorar es la aproximación a la pieza, la agrupación de la jauría, el adiestramiento de los canes, la persecución solo al jabalí, pues si continúa tras otra pista de algún animal más cinegético es descalificado. Estos son groso modo algunos de los puntos a tener en cuenta para esta modalidad de concursos que se pueden practicar en el norte de esta comunidad autónoma.

Una vez finalizadas las pruebas, la Asociación Española de Rehalas hizo entrega a los participantes de unos presentes.

Desde estas líneas agradecer enormemente a la organización, Raúl Domínguez, Richard, Club del Gascón del Valle Urdano, el trato recibido, la gran profesionalidad y el despliegue que hacen a los verdaderos aficionados el poder disfrutar de tan magnífica modalidad. Como no a los diferentes cotos de este entorno que hicieron posible la prueba: Ayuntamiento de Pinofranquedado, Ayuntamiento de Nuñomoral, Coto Social la Pedriza, Coto Social los Madroños, Coto Social la Moresqueña, Coto Social la Gineta. Y animamos a que en un futuro y con el entorno incomparable que cuenta Extremadura, se llegue en un futuro a una competición del más alto nivel, pues todos los participantes coincidían en que se cumple con creces la característica del campo para el desarrollo de tal prueba de ámbito nacional.


Quirico Matamoros Gil

Vocal A.E.R. y Delegado Jóvenes Rehaleros


A continuación se facilita el enlace para descargar la Nota de Prensa

Nota de Prensa Pinofranqueado 2017 [PDF]

Noticias externas club de caza